Un mundo sostenible (III): Comida

25 de marzo de 2019

Continuamos la categoría de sostenibilidad con un tema que seguro podemos mejorar en todas las casas: no desperdiciar la comida.

Es una pena pero en nuestro país se tira muchísima comida. Por mala planificación, por comprar de más, por tener mal organizada la nevera y despensa...

La organización y planificación es clave para evitar que la comida se nos estropee y acabe en la basura.

También es importante conservar los alimentos correctamente.

Por eso os proponemos que os unáis al reto: no más comida a la basura!

A continuación tenéis algunos tips que nos pueden ayudar a evitar tirar la comida y además ahorrar en nuestra compra.

1. Antes de hacer la compra, hacer un menú para comprar lo necesario y no acabar con cosas extras que no sabemos cuando usaremos. Puede ser una lista un poco flexible para aprovechar las ofertas, nos ayudará a ahorrar en lo que tenemos que comprar pero sin acabar con extras que no están en el menú.

2. Revisar a menudo la despensa y congelador, especialmente antes de ir a comprar, para controlar lo que se está a punto de estropear. Así podemos aprovechar esos ingredientes que ya tenemos para nuestro menú y evitamos que se desperdicien. Especialmente los alimentos que van a caducar pronto.

3. Hacer recetas de aprovechamiento con los restos. En el blog de Cristina Ferrer podréis encontrar muchas ideas, como aprovechar las sobras de un pollo asado para hacer un chili de carne o la espina y cabeza del pescado para hacer un caldo. O el verde del puerro para purés, caldos o lo que surja.

4. Calcular bien las cantidades para que luego no sobre comida si no es necesario. Está muy bien cocinar de más y guardar tupper para otra comida o cena, siempre que realmente lo vayamos a usar. Pero que no sea una costumbre cocinar siempre para 8 si en casa somos 4. Es probable que esas raciones de más que cocinamos “por si acaso” luego se queden en la nevera sin aprovechar, porque el resto de la semana hemos cocinado otras cosas o hemos comido fuera, etc.

5. Congelar antes de que se ponga malo. Hay cantidad de alimentos que no estamos acostumbrados a congelar, como el tomate frito, la fruta, el queso... si cogemos el hábito de congelar cuando vemos que no lo vamos a gastar a tiempo, lo podremos aprovechar más adelante.

Si queréis uniros al reto #cerocomidaalabasura en el blog de Alicia Iglesias encontraréis más ideas sobre este tema 😉

Los primeros pasos para llevar a cabo este reto son ser más conscientes de lo que tiramos y lo que tenemos, estar más pendientes para aprovecharlo bien o congelarlo antes de que se estropee y, por supuesto, controlar las compras. 

Comparte esto:

Relacionado

2 Minute beach clean
Un mundo sostenible (IV): ahorrar agua
Huerto en casa: primeros pasos

Coneix Viaró Infantil

Aquest blog

És una finestra oberta a Viaró Infantil on volem inspirar i acompanyar a mares i pares en l'educació dels seus fills.

Newsletter

Subscripció
twitterfacebookenvelopewhatsapp