Los periodos sensibles más importantes de 0-6 años

31 de mayo de 2021

Los periodos sensibles son periodos en los que el niño muestra un interés especial por aprender determinadas áreas. Estas etapas se podrían describir como ventanas de aprendizaje, a través de las cuales el niño aprende de manera natural, con entusiasmo, alegría y sin cansarse. Este concepto fue desarrollado por la prestigiosa pedagoga Maria Montessori.

Los 4 periodos sensibles principales son:

  1. Orden: este período abarca desde los 0 a los 6 años, y el punto de mayor desarrollo se comprende alrededor de los 24 meses. Crecer en un ambiente con orden le permite al niño una mejor comprensión del mundo. De este modo irá estableciendo conexiones y relaciones entre las cosas y las personas. Por eso, es necesario que el adulto proporcione al niño una rutina que le dé seguridad y le permita explorar el mundo que le rodea. También es importante que el niño conozca y recuerde el lugar exacto de cada objeto, para que así aprenda a orientarse en el ambiente y sentirse tranquilo y feliz.

2. Movimiento: desde el nacimiento hasta aproximadamente los seis años, los niños revelan un período sensible al movimiento, brindando especial interés entre 0-3años. Durante el primer año, podemos observar los grandes esfuerzos que realizan cuando del movimiento de rodar pasan a sentarse, a gatear y después a mantenerse de pie. Durante los siguientes años, continúan refinando estos movimientos, mostrando mayor coordinación y control.

  1. Lenguaje: comprende de los 0 a los 6 años. El niño desarrolla en esta etapa todos los aspectos del lenguaje: hablar, escribir y leer. El período sensible para el lenguaje hablado comienza cuando el niño crea sonidos al imitar los movimientos de la boca y progresa con el tiempo, a medida que aprende a formar palabras y más tarde oraciones. Para fomentar el desarrollo del lenguaje, es importante hablar al niño con un lenguaje claro, cantar y leer con él, y permitirle hablar sobre sus necesidades en lugar de anticiparnos.
  1. Refinamiento de los sentidos: Es en la etapa de los tres a los seis años cuando los niños nos muestran gran fascinación y deseo por participar en experiencias de aprendizaje que integren los sentidos. Para trabajar la sensibilidad sensorial, podemos ofrecer al niño oportunidades para agrupar objetos con características similares, explorar materiales con diferentes texturas, practicar juegos sensoriales, ofrecer bandejas de experimentación…

Estos periodos son transitorios, duran un tiempo y luego desaparecen independientemente de si el niño ha adquirido esa habilidad o no. Por eso es importante detectar estas fases, ya que solo ocurren una vez, es decir, no se repiten a lo largo del tiempo, y es justo en ese momento cuando el niño aprende fácilmente y sin esfuerzo. Una vez pasado ese periodo le será mucho más difícil adquirir esa habilidad, ya que le supondrá un mayor esfuerzo. 

Pero… ¿Cómo podemos detectar un periodo sensible en un niño?

Observar a los niños sin intervenir nos ayudará a descubrir sus intereses. También podemos detectar que nuestros hijos se encuentran en un periodo sensible específico cuando observamos que repiten una y otra vez una acción o actividad concreta.

¿Has podido reconocer alguno de estos periodos sensibles en tu hijo? ¿Qué es lo que más veces ha repetido?

Anna Anguita

Tutora de P1

Comparte esto:

Relacionado

Estimulación sensorial
Inteligencia emocional en las aulas
Decir "no" también educa. Gestionar la frustración

Coneix Viaró Infantil

Aquest blog

És una finestra oberta a Viaró Infantil on volem inspirar i acompanyar a mares i pares en l'educació dels seus fills.

Newsletter

Subscripció
twitterfacebookenvelopewhatsapp