Juegos con imanes

Si tenéis casa imanes como estos seguro qua ya habréis visto la cantidad de opciones de juego que ofrecen.

Hoy os damos algunas ideas de actividades que vuestros hijos pueden hacer con ellos este fin de semana:

  1. Hacer formas con los imanes en una hoja, repasar los bordes y colocar la hoja en la nevera para convertirlo en un puzzle enorme.

2. Jugar con ellos en zonas de la casa que no habíais probado antes: la puerta de un parking, enfrente de la ventana para ver cómo pasa la luz, en una bandeja de horno metálica, en una hoja súper grande (podéis usar el clásico rollo de papel de Ikea)...

3. Hacer una mesa de luz con una caja grande y unas luces de Navidad dentro. Es una buena manera para que los más pequeños empiecen a experimentar con los imanes, sus formas y colores, etc.

4. Dibujar en una bandeja de horno las formas de varios imanes y que tengan que colocar cada uno en su sitio.

Esta actividad se puede combinar con una caja sensorial (sensory box) que puede estar rellena de arroz de colores, pasta, corchos, pompones o cualquier material que se os ocurra. Ideal para los más pequeños

5. Colocar una imagen encima de los imanes (puede ser una caja de cereales o una hoja de revista, un dibujo, etc.) y recortarla haciéndolo coincidir con las formas de los imanes. Luego engancharlos encima con un poco de celo y de esta forma tendréis un nuevo puzzle imantado para jugar en la nevera, etc.

Como siempre, todas las imágenes de este post y muchas otras ideas las podéis encontrar en Pinterest. ¡Seguro que se os ocurren más opciones para sacarle partido a esos imanes!

Botellas sensoriales

¿Qué son y para qué sirven?

Son botellas en las que se introducen diferentes tipos de materiales con el objetivo de fomentar la estimulación sensorial y la curiosidad de los niños. Va dirigido especialmente a niños de infantil.

Necesitamos botellas de plástico transparentes y materiales a elección en función de qué sentido se quiera         estimular en el menor:

Estimulación visual

En general están rellenas de agua, colorantes alimenticios, gomina... para generar diferentes efectos visuales. Se puede agregar cualquier material sólido que aporte color y estimule la vista, como purpurina, confeti... Estas botellas ayudarán a los niños en la identificación de colores y objetos.

Estimulación auditiva

Están rellenas de objetos sólidos y duros (canicas, legumbres, cascabeles, botones…). También se les puede agregar objetos de distintos colores para fomentar la estimulación visual además de la auditiva. El sonido es uno de los sentidos que antes desarrollan los niños, y estas botellas son perfectas para estimularlo de manera fácil y divertida.

¿Cómo se hacen?

  1. Elegir una botella transparente y lisa. El tamaño depende de la edad del niño (para que tenga la fuerza para mover las botellas)
  2. Si lleva líquido se puede poner agua solamente o añadir otros elementos para ralentizar el movimiento de los objetos.
  3. Añadir los objetos que se quiera en cada botella.
  4. Finalmente se sellan bien las tapas con pegamento.