Cómo iniciarse en la cocina con niños

Últimamente todos pasamos mucho tiempo en casa, y los fines de semana son más tranquilos que de costumbre. Puede ser un buen momento para iniciarse en el mundo de la cocina con los más pequeños, si todavía no lo habéis hecho 😉 Involucrarles en la preparación de las comidas es una oportunidad estupenda para pasar un buen rato juntos y aprender un montón de cosas de forma práctica y útil.

¿Cuándo pueden empezar a cocinar?

La respuesta es que si adaptamos las recetas y los materiales, es una actividad que pueden hacer desde el primer año. Seguramente al principio no serán muy hábiles, pero con la práctica irán perfeccionando su técnica y, lo más importante, le cogerán el gusto a la cocina.

¿Por dónde empezamos?

Podéis empezar por proponerle cosas sencillas como preparar un bol de leche con cereales, cortar frutas o verduras más blandas, mezclar en un bol los ingredientes de una ensalada, untar un pan con mermelada o similar, rellenar una base de pizza... Si os paráis a pensar os daréis cuenta de que hay muchas cosas que pueden hacer solos, aunque sea "a su manera". Así irán ganando en autonomía y confianza, y poco a poco podrán ir haciendo cosas más difíciles.

Aquí tenéis algunas ideas de cosas que con 3 años aproximadamente ya pueden preparar solitos:

Lo importante para que realmente puedan hacerlo solos es dejarles material adaptado: boles pequeños y manejables, cuchillos con los que no se puedan hacer daño. En la siguiente imagen podéis ver la progresión de los cuchillos infantiles más comunes hasta que puedan usar cuchillos "de adulto":

Y lo más importante a la hora de cocinar con niños es el TIEMPO. Si vamos con prisas quizá no sea un buen momento, porque nos pondremos nerviosos y no habrá margen de solucionar los posibles problemas que pueda haber. En cambio, si hacemos las cosas con tiempo les podemos dejar probar, intentarlo una y otra vez, hacer las cosas a su ritmo... y así disfrutaremos todos de la experiencia 🙂

Si queréis ideas de recetas para hacer con ellos, podéis buscar por la categoría "Cocina" de este blog o bucear en Pinterest que seguro que encontráis muchas opciones para hacer con vuestros pequeños chefs

Panellets!

Benvinguts a un nou curs al blog de Viaró Infantil Global School! Ja teníem ganes de començar de nou a aperèixer per aquí i donar-vos moltes idees per aquesta tardor-hivern que se'ns planteja complicada... i ensenyar-vos el dia a dia a l'escola i com estem gaudint de l'aprenentatge dels nostres petits, aplicant les noves normatives i mesures de prevenció.

I per estrenar-nos al blog, us proposem que us poseu el devantall de cuiners tota la família per fer aquests senzills panellets 🙂 A l'escola no els hem pogut fer aquest curs (manipular la massa entre tots no era gaire Covid-free 😉 ). Per això creiem que els vostres fills estaran feliços si els feu a casa aquests dies per celebrar Tots Sants!

Aquí teniu la recepta. Molt senzilla i apte fins i tot pels que no heu fet mai 😉

Ingredients:

Pas a pas:

Bullir la patata. Pelar-la i aixafar-la bé amb una forquilla. Deixar refredar completament.

Barrejar en un bol la farina d’ametlla, el sucre i la pell de llimona.

Afegir-hi la patata per poder començar a fer la massa.

Amassar-ho bé fins que quedi tota homogènia i es pugui  fer una bola. La massa queda una mica enganxosa però no s’enganxa a les mans com al principi de treballar-la.

Un cop feta la massa es recomana deixar-la reposar ben tapada perquè no s’assequi. Hi ha qui fa els panellets al dia següent. Però si teniu poc temps també es podrien fer directament.

Després de fer les boles i enganxar els pinyons o la decoració que més us agradi (els pinyons es poden remullar en clara d'ou perquè s'enganxin millor), es pinten els panellets amb ou batut.

Els fiquem al forn aproximadament a 180-200ºC entre 10-12 minuts. Es poden treure quan tinguin color.

Ja ens explicareu com us han quedat i com us han ajudat els petits cuiners de casa! 🙂

Bizcocho de plátano con nueces

No hay nada peor en la cocina que tener que tirar comida que se nos ha estropeado. Hoy en día que vamos tan ajetreados a veces nos olvidamos de esas verduras al fondo del cajón de la nevera o esos plátanos que se han puesto pachuchos en cuestión de pocos días.

Para eso, la mejor solución es organizarnos con un menú semanal/mensual y ajustar la lista de la compra a ese menú, para no comprar más de lo necesario. Y revisar a menudo la despensa y la nevera para que no se nos estropee nada.

A parte de eso, una buena solución es hacer recetas "de aprovechamiento" como la que os enseñamos hoy, con la comida que está a punto de estropearse y necesitas gastar cuanto antes.

La receta de hoy es un bizcocho de plátano, ideal para aprovechar esos plátanos maduros que ya no apetece comérselos tal cual.

En este bizcocho quedarán espectaculares, ya veréis 😉

Ingredientes:

Preparación:

  1. Precalentar el horno a 180 grados.
  2. Mezclar la mantequilla a temperatura ambiente con el azúcar y los huevos hasta que esté todo integrado.
  3. Añadir la leche leche y los plátanos maduros machacados con un tenedor e integrar en la mezcla.
  4. Añadir la harina integral, un sobre de levadura , una pizca de sal, unas nueces troceadas y chips de chocolate. Mezclar bien.
  5. Echar la mezcla en un molde enharinado o con papel de horno y hornear unos 45 minutos.

¡Y a disfrutarlo!

Tenéis más recetas de aprovechamiento cómo está en el blog de Cristina Ferrer

Tortitas de brócoli

¿Quieres una receta vistosa y fácil para ofrecer la verdura de una forma más divertida a los peques? ¡El plato de hoy te gustará!

Estas tortitas de brócoli y parmesano son muy sencillas de hacer. Os pueden ayudar los niños y así tendrán mas ganas de probarlas después 😉

Ingredientes:

Preparación:

Picar el brócoli bien pequeño y reservar en un bol.

Añadir los huevos, la harina, el queso en polvo, sal y pimienta.

Mezclar bien hasta conseguir una masa consistente.

Calentar la sartén con unas gotas de aceite y colocar las bolas de masa separadas unas de otras. Hay que chafarlas un poco para que queden más planas y con forma de "tortita". Dar la vuelta cuando lleven un par de minutos y dejar hasta que estén los dos lados dorados.

¡Y a disfrutarlas!

Bastones de calabacín al horno

Este curso nos hemos propuesto ayudaros a probar recetas saludables para los peques de la casa, ya sea desayunos y meriendas o cenas.

A veces nos cuesta encontrar recetas que no nos lleven mucho tiempo (que entre semana no nos suele sobrar) y nos sirvan para ofrecer alimentos sanos y variados a nuestros hijos.

Una cuenta que os recomendamos para encontrar opciones muy variadas y saludables es la de @cenasparapeques

Podréis encontrar ideas tan simples y deliciosas como estos bastones de calabacín al horno.

En el siguiente vídeo de @cenasparapeques tenéis el paso a paso, que es tan fácil como esto:

¡Y a disfrutarlos!

PD: los alérgicos al huevo pueden rebozar los bastones con una mezcla compuesta de una cucharada sopera de harina de garbanzo y dos cucharadas de agua

Recetas del mundo: scones de Uruguay

Otra familia del colegio nos recomienda esta receta de Uruguay para vuestros postres o meriendas. Son muy sencillos de hacer. Las cantidades de los ingredientes están en tazas (o cups americanas), por lo que si tenéis en casa medidores para niños esta receta es ideal para que practiquen.

INGREDIENTES:

PREPARACION:

Mezclar todos los ingredientes secos.
Derretir primero la mantequilla y mezclarla con la leche (no calentar la leche).
Incorporar a la mezcla de harina y unir para formar una masa bien tierna. Amasar suavemente.
Estirar la masa en un churro y cortar en forma redonda unos medallones de unos 4 cm. de diámetro.
Colocar sobre una bandeja engrasada (o con papel vegetal) y hornear aproximadamente 10 minutos a unos 250°C

Servir calentitos con mermelada o lo que más os guste. Son perfectos para acompañar el té o café.

Recetas del mundo: Akara nigeriano

De la mano de una familia del colegio, hoy os traemos una receta tradicional nigeriana.

El akara es un aperitivo nigeriano que también es popular en Ghana y otros países africanos. Se trata de un especie de torta frita o buñuelo que se puede considerar un elemento básico del desayuno o una comida rápida.

Están hechos a base de alubias carilla como estas:

Ingredientes:

Preparación:

  1. Dejar remojar las alubias durante la noche en una olla grande de agua.
  2. Escurrir y agregar un poco de agua y triturarlas hasta obtener un puré suave y cremoso. La proporción es de ½ taza de agua por cada 2 tazas de alubias.
  3. Poner el puré en un bol o recipiente, añadir la sal, el pimiento picado y la cebolla y mezclar de nuevo. Hay que mezclar bien unos minutos (con un batidor o varillas) para incorporar aire en la masa y que sea más esponjosa.
  4. Formar bolas de pasta con una cuchara.
  5. En una sartén grande, calentamos el aceite vegetal. Cuidadosamente sumergimos las bolas en la sartén y freímos hasta que se doren uniformemente por todos lados.
  6. Colocar las bolas fritas en un plato con papel de cocinar para que escurra el aceite sobrante.
  7. Servir calientes, solos o con una salsa.

Recetas del mundo: fajitas mexicanas

El post de hoy es en colaboración con un padre del cole que nos enseñará cómo preparar unas fajitas mexicanas riquísimas y muy sencillas.

Ingredientes:

Paso a paso:

1. En primer lugar, picamos la cebolla y los pimientos en juliana. En esto nos pueden ayudar los niños con ayuda de un cuchillo especial. Si no los conocéis, hay muchas marcas que distribuyen cuchillos que no cortan (si pasas el dedo no está afilado y no duele ni nada) pero sí que sirven para cortar verduras. Ideal para los pequeños mini-chefs que quieren colaborar más.

2. A continuación, salteamos las verduras en una sartén con un poco de aceite y luego le añadimos un chorrito de salsa de soja y dejamos que queden bien blanditas.

3. Añadimos el pollo cortado en tiras y le echamos una pizca de sal (poca porque la soja es salada) y un poco de comino, y dejamos que se cocine con las verduras.

4. Pasamos las tortitas por una plancha sin aceite, para tostarlas un poquito.

5. Montamos las tortitas con el relleno (la mezcla de verduras y pollo) y añadimos la salsa que más nos guste. Lo tradicional es una salsa picante. Podemos usar por ejemplo salsa verde que le da un toque picante pero no demasiado 😉 

Y a disfrutarlas!

Recetas del mundo: rollitos de primavera caseros

Nos estrenamos en esta nueva sección del blog, en la que cada mes os enseñaremos una nueva receta para hacer con los peques. Con cada receta, viajaremos a un país del mundo y podremos probar sabores y platos nuevos, que enriquezcan las comidas familiares y den pie a investigar un poquito más sobre otras culturas y tradiciones.

Empezaremos con una versión casera y muy rica, que quizá no habéis probado de hacer en casa y os sorprenderá lo sencillo que puede ser.

Rollitos de primavera caseros al horno

Ingredientes (para 6-8 rollitos)

3 Cucharadas de aceite de girasol
150g de carne picada de cerdo o pechuga de pollo
2 cebolletas tiernas (en su defecto, cebolla normal)
1 Zanahoria
1 Calabacín pequeño
150g de brotes de soja
1/2  Repollo o col china
6-8 laminas de pasta para rollitos (también se puede usar masa filo o "brick" o preparar la masa casera)
1 Cucharada sopera de salsa de soja
1/2 Cucharadita de aceite de sésamo

Las verduras se pueden adaptar un poco según los gustos de cada familia, o según las verduras que tengáis más a mano en casa y queráis aprovechar (se puede omitir el calabacín o los brotes de soja, añadir judías verdes, etc.)

Paso a paso

  1. Cortamos todas las verduras bien picadas (los niños nos pueden ayudar con un cuchillo especial para niños):
    • Cebolletas:  Cortamos y quitamos la parte más verde y el resto lo cortamos en tiras finas a lo largo
    • Zanahoria: Pelamos y hacemos laminas que luego cortaremos en tiras finas
    • Calabacín: Aprovechamos solo la parte exterior verde y cortamos también en tiras finas.
    • Repollo: Quitamos el tronco duro central y cortamos en resto en tiras finas.
  2. Freímos la carne con el aceite de girasol y sésamo en una sartén profunda (un wok seria lo perfecto) hasta que tome color.
  3. Añadimos las verduras que tenemos cortadas. Los brotes de soja los añadimos ahora si son frescos, si no, los añadiremos al final
  4. Cuando las verduras lleven unos 5 minutos añadimos la salsa de soja y cocinamos durante 2-3 minutos más. Las verduras deben quedar cocidas pero duritas.
  5. Una vez fuera del fuego pondremos el sofrito en un escurridor para que pierda todo el liquido posible y se enfríe. Esto es importante ya que un relleno muy húmedo rompe las laminas de pasta. También es importante esperar a que se enfríe un poco para rellenar los rollitos.
  6. Rellenamos las láminas. Colocamos un par de cucharas de relleno en un lateral y damos una primera vuelta. Doblamos los lados hacia adentro para cerrarlos  y acabamos de enrollarlos. Se puede usar clara de huevo para cerrar bien la masa.
  7. Los colocamos con el cierre hacia abajo sobre una bandeja con papel de horno. Los pincelamos con un poco de aceite y horneamos a 180º-200º durante unos 15 minutos hasta que comiencen a estar dorados. También se puede freír con aceite bien caliente.
  8. ¡A disfrutar! Los podemos acompañar con la salsa que mas nos guste, soja, curry, agridulce, etc.

Origen de este plato

El rollito se empezó a popularizar por ser el plato más representativo a la hora de celebrar el año nuevo chino, época en la que comienza la primavera y de ahí, el origen de su nombre.

Además, la forma del rollito también tiene un significado y es que representa a un capullo de gusano de seda, dado que al comenzar la primavera es cuando se produce el nacimiento de estos bichitos tan populares en la cultura china.

Batidos caseros para aprovechar la fruta

Si revisamos la nevera, muchas veces encontramos frutas pasadas que ni siquiera sabíamos que teníamos guardadas.

Hoy queremos daros algunas ideas para aprovechar la fruta madura. Así enseñamos a los niños que no hay que tirar la comida. Hay muchas recetas con frutas pasadas que puedes hacer para no desperdiciar la fruta y hoy vamos a hablar de los smoothies o batidos de fruta natural.

Es una solución ideal: fácil y muy nutritiva. Podéis hacer las combinaciones que os gusten. Os damos algunas ideas por si no sabéis por donde empezar:

  1. Batido de fresas y plátano

Con un puñado de fresas, un plátano mediano, 175 ml de leche fría, dos cucharadas de copos de avena y dos cucharadas de miel o azúcar, podréis hacer este delicioso batido. Su sabor es increíble.

2. Batido verde

No tengáis miedo a probar este tipo de batidos con los niños. El sabor les sorprenderá y veréis que acaban enganchados 😉

Una vez más, las combinaciones son ilimitadas. Aquí tenéis un ejemplo fácil con el que podéis empezar: espinacas, pera, manzana y plátano.

3. Smoothie de piña y plátano

Este batido también es muy sencillo y seguro que a los peques les encanta.

Necesitaréis piña, plátano y leche (puede ser leche de coco que le dará muy buen sabor).

Por último, os dejamos aquí algunos ejemplos más, aunque ya sabéis que buscando en Pinterest encontraréis muchas ideas 🙂