El entorno natural nos ayuda a educar a nuestros alumnos

En Viaró tenemos la gran suerte de estar sumergidos en medio de un entorno natural. Y en Infantil, intentamos aprovechar los regalos que nos ofrece la naturaleza en nuestro día a día, porque sabemos que es beneficioso para nuestros alumnos.

A los niños les apasiona poder jugar al aire libre, saltar, correr, observar… por ello, creemos que el vínculo de la educación con la naturaleza es muy beneficioso. Cuánto más tiempo pasa un niño en un entorno natural, más aprende a respetarlo y a cuidarlo, más ejercita su actividad física e incrementa el desarrollo de sus inteligencias lingüística, inter e intrapersonales. El entorno y el juego empujan a compartir ideas, ingenios, risas y buenos ratos con los amigos. Y todo ello mejora el bienestar de los alumnos y la cohesión entre ellos.

Educar al aire libre entre árboles, insectos y plantas oxigena mentalmente a los niños, les aporta vitamina D, les ayuda a fortalecer el sistema inmune, las habilidades motoras como el equilibrio, la agilidad y la coordinación (su inteligencia cinético-corporal), las capacidades creativas (su inteligencia espacial y visual), y potencia el trabajo en equipo y la cooperación. Construir entre todos una cabaña, una fogata… son pequeños ejemplos de momentos en que los niños sin ser conscientes de ello ofrecen a los demás su disponibilidad, servicio, iniciativa, imaginación, responsabilidad personal, ayuda… son momentos mágicos que nos ayudan a seguir educando a nuestros alumnos en valores y servicio a los demás.

El entorno natural ofrece a los pequeños, materiales naturales que les permiten jugar aprendiendo y aprender jugando. Los palos, las piedras, las flores, las hojas… se convierten en verdaderas herramientas de aprendizaje, les acercan a conceptos de tamaños, colores, pesos, cantidades… Les ayudan a desarrollar también su inteligencia lógico-matemática. Los materiales naturales se convierten en materiales manipulativos que les proporcionan una gran experiencia sensorial. Les permiten ver, oler, oír, tocar, probar… poner en funcionamiento todos sus sentidos.

Un estudio realizado por la Universidad de California ha concluido que aprender rodeado de naturaleza mejora incluso procesos como la memoria, la atención, la concentración, el autocontrol y la resolución de problemas. El aprendizaje es más significativo porque está basado en la experiencia, observación y manipulación directa. Los niños observan, atienden y se concentran más; incluso la motivación es mayor pues la naturaleza suele incidir positivamente en el estado de ánimo. Por lo tanto, favorece la autoestima y mitiga el estrés en los niños.

Por todo ello, en Infantil damos gran importancia a la naturaleza que nos rodea. Nuestro bosque y nuestra riera se convierten en la mejor de las aulas: espaciosa, con luminosidad y ventilación natural, cambiante, mágica, llena de sorpresas… Los niños disfrutan de los patios y de las pequeñas excursiones llevadas a cabo en la riera. También de los juegos en el exterior y de la manipulación de materiales naturales. Además, potencian su inteligencia naturalista mediante la observación de la flora, la fauna y el entorno que enriquecen sus conocimientos.

El contacto con el entorno natural y la posibilidad de movimiento benefician, por lo tanto, al desarrollo físico, social, emocional y cognitivo de todos los niños. Nos ayuda a llevar a cabo actividades culturales y artísticas donde todos tienen cabida, a desarrollar las inteligencias múltiples y a crecer como personas potenciando capacidades y competencias. Y actualmente, más que nunca, nos permite adaptarnos a las medidas de prevención del COVID-19.

Carmen Arnalot

Tutora P4

EL BOSQUE DE VIARÓ INFANTIL Y EL LAND ART

Siempre estamos pensando en cómo aprovechar nuestro bosque -el espacio más grande, más natural y mágico de nuestro cole-. 

Es un escenario de aprendizaje fascinante. No necesita decoración ... se viste para cada estación del año y nos presenta el otoño vestido de marrones, naranjas, magentas...Huele a tierra mojada y nos prepara una alfombra de hojas para que pisemos blando.

Esta vez, nuestro bosque nos ha facilitado explorar el land art: una corriente artística que utiliza elementos de la naturaleza para crear una obra de arte que interviene dentro del paisaje para provocar sensaciones al espectador. Y... ¿cómo ha sido esto?

1- Estimulados por los artistas: Hemos recogido una selección de obras propias del land art y las estamos exponiendo en las aulas de P2, P3, P4 y P5.

Animadas por pedagogos como Francesco de Bartolomeis (2004) consideramos esencial que los niños vivan en un ambiente donde sus ojos puedan posarse y ejercitarse sobre "modelos" de tal naturaleza. Esa observación moviliza la atención, la capacidad de indagar y descubrir y el deseo de perseguir las cosas para saber cómo funcionan.

2 -Facilitar la comprensión:  Con los más mayores, ponemos en práctica algunas rutinas de pensamiento. Las rutinas de pensamiento son protocolos sencillos para explorar las ideas. Así, por ejemplo, Eva y las jirafas han llevado a cabo la rutina de " Titulares”. Les ha invitado a que inventaran un título para cada obra de arte, ayudándoles a captar la esencia de cada una. 

3- Explorar los materiales: después de este proceso de búsqueda e inspiración en modelos, nuestros pequeños alumnos llevan días buscando materiales naturales en nuestro bosque: hojas, palos, piedras, frutos...

4- ¡Como verdaderos artistas! Ahora cada clase ha recogido y clasificado suficientes elementos naturales como para tratar de hacer sus propias obras de arte natural. Por grupos de 4 elaborarán una escultura, una mandala o aquello que quieran. Esta pequeña dinámica grupal, también nos permitirá ver cómo interactúan, si saben dialogar, ceder, aportar, escuchar...oportunidad buenísima para educar en habilidades sociales. Estamos intrigadas por ver los resultados, pero sobretodo nos interesa el proceso, donde seguro aprenderemos y descubriremos muchas cosas.

(...)”la producción artística no debe considerarse un acto espontáneo, ni una obra de duendes interiores, irracional, inmediata, sino el producto final de un largo proceso de búsqueda que tiene relación con materiales, técnicas y procedimientos sugeridos por otros." (Turrini, 2004)

Merce Cavero

Coordinadora Pedagógica

Proyecto: los insectos

Las jirafas hemos empezado a trabajar el proyecto de los insectos. A través del material aportado y de la búsqueda de información, hemos descubierto que no todos los bichos son insectos. ¡Las arañas y los escorpiones son arácnidos!

¿Qué hemos aprendido?

Las jirafas nos hemos equipado con cazamariposas, potecitos, lupas… y hemos ido a la riera del colegio a buscar insectos para poderlos observar en su medio natural. Después los hemos llevado a la clase para observarlos de forma más detallada y al acabar los hemos dejado de nuevo en libertad.

Estamos aprendiendo muchas cosas y anécdotas. El tema nos apasiona, en breve nos convertiremos en unos verdaderos exploradores.

English Garden Project

Watering, caring, planting, cleaning, digging, observing, trimming are verbs and actions that children learn in the Garden Project. They are participants in the development of the school garden.

It is an activity that they like very much, they are in contact with nature and they learn to take care of it. Apart from learning about gardening, and also the training of patience (by respecting nature's timings)... they learn English vocabulary related to gardening such as watering can, gloves, flower, vegetable, lettuce, spade. etc. We take advantage of this project to teach English through conversation, in this case using the garden theme, the interaction is natural and spontaneous, it's a project that focuses on the learning of content and language, following the CLIL methodology.

Treballem la tardor!

Ja som a la tardor i els peixets l´estem treballant! Ho fem a través d'estimulació sensorial i una de les millors maneres és estimulant el sentit del tacte manipulant fulles dels arbres. L´estimulació tàctil és molt important per tots els nens, per ser un dels sentits que es desenvolupen des del naixement, ja que la resta dels sentits es van desenvolupant a mida que van passant els mesos fins arribar a la seva plenitud. Per tant, per aquesta raó és fonamental que els nens iniciïn el seu aprenentatge a través d'aquest sentit ja desenvolupat.

Les primeres sensacions a través del tacte són més intenses i importants i el món està ple de textures per a que els nens puguin aprendre a investigar fent ús del tacte.

Una bona activitat és fer espais d´estimulació i el que hem fet ha estat disposar una catifa plena de fulles d'arbres ja caigudes i els nens lliurement les manipulen i experimenten amb elles i el mateix hem fet amb elements de la tardor: carbassa, moniato, pinyes...

Aquests espais es poden anar variant amb diferents materials, sempre hem de tenir en compte la mida de les fulles o materials segons la capacitat per manipular que tinguin els nens.

Ha resultat una molt bona experiència! Us animem a que ho feu a casa!

El bosque: otro espacio de crecimiento

Los alumnos de segundo ciclo de infantil, una vez a la semana tienen el placer de disfrutar directamente de la naturaleza en el bosque que alberga nuestra escuela. De manera espontánea y natural los niños se sienten atraídos por este espacio abierto, así que es una buena oportunidad para aprender. Despierta en ellos la curiosidad y los mantiene motivados.

Crecer en un espacio verde tiene muchos beneficios psicológicos, sociales y afectivos, que ayudan a mejorar el desarrollo de nuestros pequeños.

Se fomenta un aprendizaje significativo porque con el contacto directo -usando todos los sentidos- es como los niños mejor aprenden cómo es el mundo que les rodea. Esto sucede debido a que los aprendizajes que se puedan realizar de manera vivenciada van asociados a emociones. Perviven con mayor fortaleza a lo que puedan ver o leer en un libro. A la vez que disfrutan de una experiencia sensorial completa: pueden tocar, oler, ver, oír, probar...

También se fomenta la autonomía, la seguridad y un mayor autocontrol. Se ha visto que los entornos naturales favorecen la autoestima y amortiguan el efecto negativo del estrés en los niños.

Además se consiguen habilidades motoras de coordinación, equilibrio y agilidad, ya que practicando juegos al aire libre van a mejorar su forma física.

"Los entornos naturales suelen generar relaciones menos agresivas, menos violentas, más corporativas, más de trabajo en equipo", explica Urra, que en su fundación Urra Infancia de Brea de Tajo trabaja al aire libre con niños con problemas afectivos. Efectivamente, en Viaró Infantil comprobamos como nuestros peques aprenden a trabajar-más y mejor-en equipo y a resolver problemas con mayor autonomía. Y lo más importante, a ellos les encanta ir al bosque dónde comparten momentos de juego, diversión y felicidad.

Excursió al Sot de l’Infern

La ruta del Sot de l'Infern és un dels recorreguts clàssics per fer amb nens al Montseny. Una ruta circular per dins el bosc de castanyers i alzines fins arribar a un rierol i després tornar al lloc de sortida.

Podeu aprofitar un cap de setmana per anar a passejar i recollir fulles i fruits o fer boniques fotos. A la tardor, on els ocres i les fulles caigudes encatifen el bosc és ideal per caminar.

Si us fixeu, al camí trobareu unes cabanyes com aquestes que als nens els encanten.

Això si, recordeu que al Montseny cal anar ben calçat i en aquesta època millor portar un jersei 😉

L'itinerari comença a la Plana del Coll, on es pot deixar el cotxe. Aquí hi ha una zona de pícnic amb una font i un aparcament per als cotxes.

Un día en la granja

Junto con el inicio del nuevo trimestre, estrenamos Centro de Interés en la clase de los ositos de P3.

¡La mejor manera de introducirnos en el tema ha sido conocerlo de primera mano! Así que hemos visitado la Granja de Can Plana en Vallgorguina.

Lo primero que hemos visitado y hemos aprendido a diferenciar han sido los distintos espacios en los que viven los animales dentro de la granja: los establos, los corrales y el redil.

A continuación, en la pradera, nos estaba esperando “Negrito”, el poni, para darnos un paseo en su carro; ¡qué divertido cuando se ha puesto a trotar!

También hemos aprendido a poner guapo al burrito cepillándole el pelo.

En el establo hemos conocido a la vaca “Rosita”, a su ternero y al cerdito. Nos han dejado darles de comer con la paja que hemos ido a buscar al pajar.

En los corrales hemos visto a las gallinas, pollitos, gallos, patos, ocas, pavos y conejitos. Hemos podido tocar un cabrito y un corderito y hemos conocido a su mamá la cabra y la oveja.

De camino al redil para ver a los caballos nos hemos encontrado con un pavo real. No nos ha querido enseñar su cola abierta, pero hemos visto que es muy larga y de colores preciosos.

Ha sido un día fantástico; nos llevamos muchas experiencias al aula para poder profundizar y aprender más.

5 Excursiones sencillas con niños cerca de Barcelona

Ha llegado el buen tiempo y cada vez tenemos más ganas de pasar el fin de semana al aire libre con los niños, ¿verdad? Hoy os proponemos de la mano de Mammaproof algunas excursiones sencillas en zonas de montaña cerca de Barcelona. Todas ellas son aptas para ir con niños.

1. Pla de la Calma

Una buena excursión para toda la familia. Está a unos 30-45 minutos de Barcelona, en el Montseny. Una caminata cortita hasta arriba del Turó del Tagamanent para disfrutar de las vistas y un bonito paseo. Si no tenéis tiempo de preparar un picnic, siempre podéis disfrutar de una buena comida en el restaurante El Bellver, que cuenta con tronas y habitación de juegos para los niños.

2. Parc Natural del Garraf

La excursión arranca desde la ermita de Nuestra Señora de Brugués situada en la carretera de Gavà a Begues. Se trata de una pequeña excursión (30min. – 1h) fácil y divertida hasta el castillo de l’Eramprunyà. Un camino rodeado de rocas rojizas que recuerdan al Gran Cañón de Colorado 😉

Justo al lado de la ermita está el Restaurant Ermita de Brugués, un sitio tradicional y muy popular en la zona (hay que reservar para comer). Una buena opción para tomar un aperitivo.

3. Parque medioambiental de Gualba

Dentro de la zona protegida del Montseny, a 60Km de Barcelona. Una zona de picnic y barbacoas, con río cerca y en un entorno idílico. Desde allí, si se quiere caminar, hay tres itinerarios muy cómodos que incluso pueden hacerse en cochecito. También hay restaurante, zona de juegos infantiles y, en verano, dos piscinas. Hay que pagar entrada.

4. Subirans i el Montnegre

Desde Arenys de Munt, es muy fácil. Sólo hay que subir toda la Riera dirección al Santuario de Nuestra Señora de Lourdes, dónde también hay una zona de picnic y barbacoas con árboles muy frondosos y algún restaurante, y seguir hasta el final del vecindario de Subirans. Al llegar al bosque se puede aparcar el coche perfectamente y empezar a caminar por cualquiera de las rutas que allí se abren.

Para comer luego, el restaurante Subirans es perfecto para ir con niños.

5. Ruta Camina Descalç en Arbúcies

Un original circuito para experimentar la naturaleza de la forma más natural gracias a una ruta ¡con los pies descalzos!. Un recorrido apto para todos los públicos, todo salpicado de zonas de pausa y miradores que invitan a dejar de mirar el suelo y experimentar la naturaleza también a través de los demás sentidos, la vista, el oído… Poco más de 1,5 km que se recorren en aproximadamente hora y media ¡Éxito asegurado!

Huerto en casa: primeros pasos

Antes de que nos demos cuenta estará aquí de nuevo la primavera y empezará la mejor época para plantar. Como habréis visto en el post de este lunes sobre el Garden Project, nuestros pequeños ya están totalmente familiarizados con el cuidado del huerto y por eso hemos pensado que sería una buena idea que empecéis vuestro pequeño Garden Project en casa 😉

Os explicamos aquí los primeros pasos para conseguir vuestro pequeño huerto casero:

El primer paso para conseguir un pequeño huerto en casa es hacer un semillero. Consiste en plantar las semillas en un recipiente con tierra húmeda y con luz pero no sol directo y a temperatura un poco alta (alrededor de 20ºC) para que las semillas empiecen a crecer.

Podéis usar rollos de WC o de papel de periódico o botellas de plástico para rellenarlos de tierra y plantar las semillas. O comprar un semillero ya preparado en cualquier garden o tienda de jardinería.

Una vez plantadas vuestras semillas, hay que ir regando la tierra cada pocos días, pero con cuidado de no remover las semillas. Más que regar, hay que rociar simplemente para que se mantenga la humedad.

Para conseguir un “efecto invernadero” y que las semillas crezcan bien podéis poner un plástico o un poco de film transparente con algunas rajas (para que pase el aire) y así se mantiene mejor la temperatura. En cuanto las plantitas empiecen a crecer altas, lo quitáis para que puedan ir subiendo.

Es importante ir girando el semillero de vez en cuando para que la planta crezca recta, porque se guiará por la luz del sol.

En primavera podéis sembrar casi de todo. Podéis consultar en internet alguna guía de siembra de la planta en concreto que os interesa y los cuidados que necesita. Como veréis, algunas necesitan más espacio, o más sol. Algunas se pueden transplantar una vez tienes las semillas crecidas y otras será mejor sembrarlas en su sitio definitivo. Todo esto hay que tenerlo en cuenta antes de empezar a hacer nada.

También es importante saber la distancia que tienes que dejar entre las semillas y entre los distintos tipos de planta, en el caso de que las siembres todas en un mismo recipiente (un macetero grande, por ejemplo).

Para marcar qué habéis plantado en cada zona o en cada recipiente podéis usar palitos de madera como estos:

Si no sabéis por dónde empezar, os aconsejamos plantar primero algunas aromáticas (perejil, albahaca, menta) o tomates, que suelen ser fáciles de mantener 😉

¿Os animáis a cultivar vuestros propio huerto casero?