STEM challenges with marbles and play dough

Today we share with you two STEM challenges with marbles and play dough from the blog Frugal fun 4 boys

They are both a ton of fun for a wide range of ages and the materials are cheap and can be used again on another day.

Challenge #1: Play Dough, Cups, and Craft Sticks

Perfect for older preschoolers with adult help

You can build a marble run with a play dough path. Paper cups make the perfect material for supporting the structure, and they can be cut to any height. The play dough is easy to mold and shape into curved pathways, and if the marble bounces over the side, you can easily make the side a little taller. All in all, it’s such a great material to work with!

Kids can use scissors to cut the cups down to whatever height they’d like for supports.

You can use a cookie sheet or a a large, flat cardboard box to make a nice base for our marble run.

It's recommended to start at the bottom and work your way up

As you keep building taller, you may need a little more support for the play dough pathways. You can use a craft stick under each section to made it much more stable.

Also you can join a couple of cups together to make the supports taller using duct tape.

What a great project for a rainy day!

Challenge #2: Cookie Sheet Marble Run

This challenge is super awesome for younger kids and it’s fun to work on either alone or with a partner.

The set-up for this challenge is so simple. Just prop up one end of a cookie sheet using a couple of building blocks or chapter books. Then roll play dough into “snakes” and build pathways for the marbles to roll down!

Experimento: explosión de colores

Hoy os traemos una versión del clásico experimento del volcán de bicarbonato. Mezclar vinagre y bicarbonato es una actividad ideal para iniciar a los más pequeños en el mundo de los experimentos.

La versión que os proponemos hoy es mucho más sencilla de preparar y tiene un resultado espectacular que les parecerá pura magia 😉

Sólo necesitas:

Preparación:

En una cubitera o una bandeja de muffins echamos unas gotas de distintos colorantes en cada hueco. Escondemos el colorante echando encima un pequeño montón de bicarbonato.

En el biberón para salsas mezclamos vinagre y agua a partes iguales.

Ponemos todos los materiales en una superficie que se pueda manchar como en una bandeja y les dejamos explorar libremente.

El niño descubrirá la reacción explosiva que tiene el vinagre con el bicarbonato (al ser vinagre diluido la "explosión" queda más controlada y el líquido da más de sí). Además, en cada compartimento de la cubitera encontrará un color diferente. Poco a poco se irán mezclando creando colores nuevos.

Un experimento sencillo pero muy divertido y entretenido.

 

Viaje a la luna

¿Buscas actividades para fomentar las ciencias STEM desde casa?

Hoy os proponemos dos actividades relacionadas con la Luna: una salida familiar al museo y un experimento que nos ayudará a reforzar lo aprendido en la exposición.

  1. Exposición Tintín y la Luna

En esta exposición temporal del Cosmocaixa descubriremos cómo se preparó aquel viaje espacial histórico y recorreremos la trayectoria de la misión ‘Apolo 11', observando las diferentes fases del cohete que la impulsó, el ‘Saturno V'. Incluso podremos asomarnos al interior del módulo lunar para comprobar cómo era la vida de los astronautas a bordo y simular en persona cómo sería un paseo lunar.

La exposición está incluida dentro de la entrada del museo. Haciendo clic en la imagen tenéis más información.

2. Experimento espacial en casa

Se trata de un experimento sencillo que nos ayudará a enseñar a los niños las características de la Luna y el por qué de sus cráteres, que se forman debido a los meteoritos y asteroides que chocan con su superficie.

Para realizarlo sólo necesitaremos:

Para preparar la base, mezclamos harina y aceite y amasamos hasta que quede homogéneo. El resultado es una masa suave y muy agradable para manipularla.

Alisamos bien la superficie y ya tenemos nuestro "suelo lunar". Sólo le falta una cosa: ¡los cráteres!

El experimento consiste en lanzar pequeñas piedras de distintos tamaños y desde diferentes alturas para que se formen "cráteres" en la superficie de "la luna".

De esta forma, veremos cómo nuestra superficie lunar se parece cada vez más a la Luna real y podremos explicar a los niños este fenómeno.

Un dato interesante, por ejemplo, es que la Luna es más susceptible a los cráteres creados por rocas del espacio que la Tierra, ya que nuestra atmósfera hace que los meteoritos ardan antes de llegar al suelo. En cambio, la Luna no tiene atmósfera para protegerse.

Acercar los niños a la ciencia

Los padres cada vez más oímos hablar de STEM en el colegio, pero quizá no sabemos muy bien de qué se trata. Es un concepto muy relacionado con la educación, los niños, las competencias tecnológicas y las profesiones del futuroSTEM es un acrónimo inglés y hace referencia a 4 grandes disciplinas educativas que estimulan el desarrollo de la Ciencia, Tecnología, Ingeniería y Matemáticas en la educación.

Y es que no debemos olvidar que todos los niños llevan un pequeño científico dentro, y es interesante que los padres fomentemos esa curiosidad, que les llevará a aprender montones de cosas a lo largo de su crecimiento.

Si queréis estar al día sobre estos temas y necesitáis recursos que os ayuden a fomentar estas habilidades y conocimientos en vuestros hijos, podéis consultar algunas de estas ideas que os recomendamos:

  1. Web "Eres ciencia"
    • En esta web encontraréis artículos explicativos, experimentos, vídeos y mucho material para investigar sobre diferentes temas como programación, por qué las hojas son verdes, etc.
    • Es un lugar para despertar la curiosidad y hacerse preguntas. Tanto para niños como para adultos.
    • Detrás de este proyecto está Maite, una científica que con su web quiere ayudarnos a explorar el mundo y entender cómo funcionamos.
    • Os recomendamos seguir su cuenta en instagram donde cada semana propone nuevos temas súper interesantes.
  2. Museo Cosmocaixa
    • Visitar este museo de ciencias para niños siempre es una buena idea. Tanto la exposición fija como las temporales están pensadas para que los más pequeños (y no tan pequeños) aprendan y se diviertan descubriendo nuestro mundo.
    • Encontraréis más información en su web o en este post donde os hablábamos del museo.
    • Os recomendamos apuntaros a alguno de los talleres que van organizando
  3. Web "Robots para niños"
    • En esta web encontraréis todo tipo de artículos y reseñas de juegos, libros, listas de ideas, etc. de temas relacionados con las ciencias STEM, robótica, programación...
    • Está muy pensada para padres y con recomendaciones para todas las edades.
    • Os recomendamos echar un vistazo a esta lista de libros STEM para niños
En P1 nos gusta mucho experimentar y para eso muchas veces es inevitable que manchemos el espacio en el que estamos, aunque ese es un precio muy bajo para todo lo que disfrutamos y aprendemos. La mejor manera de aprender es hacer. También aprendemos a ser responsables y a colaborar en equipo: después de experimentar toca limpiar.
¡Y lo mejor de todo es que esto también nos gusta y mucho!
Esta semana hemos experimentado con arena cinética casera. En este cole nos retroalimentamos. Las mamás vienen a los talleres de jugar sin juguetes, publican lo que aprenden y nos vuelven a recordar que los más pequeños disfrutamos con lo más sencillo y más casero. Esta vez la receta de harina de maíz y aceite.
Por un momento pensamos que estábamos en la playa.

Y luego a limpiar entre todos que esto también nos gusta: bayetas, esponjas, agua y a frotar. Nos hacemos mayores y responsables a la vez que disfrutamos de lo lindo.

Experimentos: agua de colores

Hoy volvemos a retomar la temática de experimentos en el blog, con uno sencillo y muy visual, que a los niños les servirá para aprender muchas cosas: mezclar agua de colores.

Para empezar necesitaremos:

Para empezar, hemos de elegir los colores que queremos mezclar. Los padres podemos guiar un poco el experimento escogiendo colores básicos para que los niños entiendan el proceso. Y luego les podemos dejar elegir con qué colores quieren experimentar y estudiamos juntos los resultados.

El experimento consiste en llenar dos de los vasos con agua hasta la mitad y echar unas gotas de colorante, hasta que quede un color bien uniforme. Por cada dos vasos llenos de agua coloreada, necesitaremos uno vacío (sin agua).

Usamos un trozo de papel de cocina y lo doblamos a lo largo. Colocamos un extremo del papel de cocina en el agua coloreada y el otro extremo en el vaso vacío. Hacemos lo mismo con el otro color que queremos mezclar.

Al tener tantos poros, el papel de cocina va absorbiendo el agua de manera que esta va subiendo hasta llegar al extremo que está en el vaso vacío. Poco a poco, veremos cómo el vaso central se va llenando y empiezan a mezclarse los dos colores.

Si no veis resultados después de esperar unos minutos, quizá tenéis que cambiar el tipo o el grosor del papel de cocina. Poco a poco el agua debería ir subiendo hasta llenarse también el vaso central (que estaba vacío) y queden los tres más o menos igualados.

Podéis repetir el experimento con tantos colores como queráis y así los niños podrán ir viendo los diferentes resultados y sacar conclusiones de las mezclas.

Jugar sin juguetes

La semana pasada, tuvimos un taller con muchas ideas para jugar con nuestros hijos sin necesidad de juguetes.

Este tipo de juegos promueve la creatividad en los niños y su capacidad de abstraer y encontrar utilidad en todo lo que les rodea. Además, juntos pasamos un rato entretenidos y eso siempre es beneficioso para padres e hijos 😉

Ahí van algunas ideas fáciles de poner en práctica en casa con materiales del día a día:

1. Jugar con chapas, tapones, bolitas de lana (pompones), gomitas, etc.

Podemos jugar a clasificar, podemos hacer unas castañuelas con las chapas y un trozo de cartulina, o meterlas en una lata y hacer unas maracas... imaginación al poder!

2. Jugar con pajitas a hacer construcciones

Las pajitas dan mucho juego, sobretodo si lo combinamos con estos potes agujereados. Podemos experimentar con los pompones y ver cuántas pajitas hacen falta para aguantarlos creando una red.

También podemos hacer construcciones con los boles de colores de la cocina o lo que se os ocurra: rollos de papel de WC, etc.

3. Pintar con yogur y colorante alimentario

Esta actividad gusta a mayores y pequeños 🙂 y es ideal para los más bebés, ya que no es tóxico y si se chupan las manos no pasa nada.

4. Jugar con diferentes texturas

Podemos ofrecerles diversos recipientes con diferentes texturas para investigar, encontrar pequeños objetos escondidos, etc.

Podéis usar: arena cinética (o arena mágica), serrín, plastilina, slime casero (buscar en YouTube como se prepara)...

5. Hacer una mesa de luz casera

Con una caja transparente y unas luces de Navidad, podéis crear fácilmente una mesa de luz para manipular diferentes materiales y ver cómo funcionan las luces y sombras, etc.

Podéis encontrar ideas de actividades para hacer con la mesa de luz en los post de P1 que hemos ido colgando en este blog. Veréis cómo les gusta esta experiencia!

Experimento: cabeza de césped

Hoy estrenamos nueva sección temática: EXPERIMENTOS!

A los niños les encanta ver y experimentar cómo funciona la ciencia. Y realizar pequeños experimentos caseros con ellos es una estupenda manera de que aprendan de forma práctica y divertida (la mejor manera de aprender para ellos 🙂 )

El primer experimento que os proponemos es preparar un muñeco con cabeza d césped. Nunca habíais oído hablar de él? Se trata de montar un muñeco con semillas dentro para ver cómo crece la hierba.

Es una forma original y divertida de ir comprobando cómo se forman las plantas. Y les ayuda a entender el ritmo de crecimiento y que hemos de tener paciencia 😉

Hacer uno es muy sencillo. Aquí tenéis los materiales y el paso a paso.

Materiales:

Una media o calcetín viejo (fino para que pasen las plantitas)
Serrín
Semillas de césped o alpiste
Hilo o gomas pequeñitas
Goma eva o material para decorar (ojos, boca)

Preparación:

- Cogemos un calcetín o media vieja y lo rellenamos poniendo el alpiste/semillas al fondo de todo (lo que será la cabeza) y luego vamos rellenando con serrín.

- Le damos forma según el muñeco que queramos, lo cerramos por debajo con una gomita  y recortamos la tela que sobre.

 

- Decoramos al gusto: podemos hacer una cabeza tipo "Mr. Potato" o algo más original como este erizo

- Regar la cabeza cada mañana y cada noche hasta que salgan las plantitas (sin pasarnos con el agua).

En el siguiente vídeo tenéis una explicación paso a paso que podéis ver con los niños antes de hacer la actividad:

Ya veréis qué divertido es cuando empiezan a crecer las plantas. Cuando estén los tallos bien largos podréis jugar a darle forma, recortarlos un poco, hacerles trenzas... 😉