Campaña de Navidad 2020

Este año, la tradicional Campaña solidaria de Navidad que hacemos en el colegio tiene un tono especial: la pandemia ha agravado las necesidades de más familias. Esto ha provocado, entre otras cosas, la falta de alimentos en más grupos de población de todo el mundo.

Como siempre, se trata de proporcionar ayuda a las personas que lo necesitan, a la vez que procuramos educar nuestra mirada de manera que cualquier necesidad de los demás sea una llamada a nuestra responsabilidad.

Por tanto, este año, os proponemos colaborar de dos maneras: recogiendo alimentos para familias de Sant Cugat y Barcelona, y colaborando con el Food Programme para alimentar durante un año a niños del colegio Kangemi, en Kenya.

Clicando en cada botón podréis encontrar toda la información y la manera de ayudar.

La campaña durará del 9 al 17 de diciembre, ¡gracias por vuestra colaboración!

Recogida de Alimentos

Cada curso hacemos en el colegio varias campañas solidarias, algunas de las cuales son para ayudar a personas que viven en los mismos municipios de donde somos nosotros.

Los alimentos recogidos en esta campaña se destinarán al almacén que gestiona Cáritas en Sant Cugat del Vallés y a las familias necesitadas del barrio del Raval, atendidas por Acció Social Montalegre, en Barcelona. Como hacemos habitualmente, hemos distribuido por cursos las distintas peticiones de estas entidades.

Food Programme Kangemi

Kangemi es uno de los suburbios más pobres de la capital de Kenia. El colegio con el que queremos colaborar –que lleva el mismo nombre que el barrio donde se encuentra– tiene 2400 alumnos. Al margen de otras dificultades, uno de los problemas más serios que se encuentran es que la gran mayoría de los alumnos no comen lo suficiente en sus casas y las familias tampoco se pueden permitir el coste de la comida en el colegio. Lógicamente, esto dificulta mucho que puedan provechar bien las horas de trabajo en la escuela.

Ante este hecho, se ha puesto en marcha el Food Programme, en el que queremos colaborar. Consiste en conseguir que el máximo número posible de alumnos puedan tener al menos una buena comida al día: la que tomen en el colegio.